Acroyoga, la variante acrobática del yoga que mejora el equilibrio y aumenta la movilidad

Hay una razón por la que el acroyoga se está apoderando de TikTok. Esta combinación explosiva de yoga y acrobacias es un desafío realmente emocionante para tu mente y tu cuerpo. Pero antes de subirse a este tren de tendencias, hay algunas cosas que debe saber y aquí lo tienes todo.

Acroyoga es una práctica física que combina los principios del yoga y la acrobacia. También se inspira en la danza acrobática y las artes circenses. Si bien técnicamente puedes hacerlo sola, acroyoga generalmente se realiza con un compañero o en grupo. Aprovechas la sinergia para explorar nuevos retos.

Existen varios roles que se asumen en una sesión de acroyoga. Primero está el de base, el que asume una persona que tiene el mayor contacto con el suelo. Suelen sostener al compañero con los pies y las manos. Tienden a tener la espalda o el vientre en el piso, pero también pueden estar de pie.

Luego están los « voladores», las personas que se elevan del suelo con la ayuda de la base. Esta posición requiere mucha fuerza central y equilibrio. Y finalmente está el observador, que protege al «volador» de posibles caídas. También se aseguran de que éste regrese a la posición de descanso correctamente y pueden dar recomendaciones para mejorar su técnica.

Beneficios del acroyoga

Practicar acroyoga va a permitir aumentar la fuerza al ser un ejercicio muy dinámico. Tu cuerpo pasa por un rango completo de movimiento y diferentes puntos de equilibrio. Esto lo convierte en una excelente manera de aumentar la fuerza muscular. Al tiempo, puede ayudar a mejorar el equilibrio y aumentar la movilidad.

Obviamente, y como toda práctica de yoga, calma la mente. Ya se sabe que el yoga es una excelente manera de reducir la ansiedad y aliviar el estrés. Además, contribuye a mejorar la confianza y los sentimientos de autoestima. Dado que el acroyoga requiere mucha determinación, puede ayudarte a impulsar tu fuerza interior extraordinariamente.

Cómo practicar acroyoga

En general, acroyoga puede ser una actividad increíble para mucha gente, pero también es cierto que puede ser un poco intimidante, especialmente si eres una novata. Lo primero es hacer un buen calentamiento. Ya seas principiante o yogui experimentado, nunca debes saltarse un calentamiento antes de intentar posturas desafiantes. Esto puede ayudar a prevenir lesiones.

Tómate tu tiempo para aprender porque el acroyoga puede ser muy difícil. Por lo tanto, debes tener paciencia con el proceso y no esforzarte más allá de tus límites. Comienza despacio con tablas más fáciles y avanza con el tiempo. La comunicación es clave. A diferencia de otras formas de yoga, acroyoga requiere buena conexión con los compañeros.

Es posible que tengas la tentación de saltar a una postura realmente desafiante porque te llame mucho la atención. Pero las poses de acroyoga requieren mucha concentración confianza. Practica solo con un compañero que sea experto y tenga en cuenta todas las medidas de seguridad.

Acroyoga es una combinación divertida de yoga y acrobacias. Toma lo mejor de ambos mundos para llevarte a otro nivel en la práctica. Solo debes tener en cuenta que requiere mucha fuerza central, equilibrio y determinación. Pero a pesar de que es difícil, también es cierto que es seguro para la mayoría de las personas.

Si estás interesada, intenta buscar un centro acreditado que incluya esta práctica. No lo hagas por tu cuenta y menos en casa si eres principiante. Puede ser peligroso si no conocer la técnica adecuada y si no te pones en manos de un experto para comenzar con los primeros pasos. Una vez que empiezas a sentirte segura, todo evoluciona muy rápido y la diversión es infinita.

Fuente:

https://www.mujerhoy.com/vivir/fitness/acroyoga-yoga-acrobatico-mejora-equilibrio-aumenta-movilidad-beneficios-20230205125527-nt.html