Cerebro: ¿cómo cambia su funcionamiento cuando dejamos de tomar alcohol?

Un grupo de científicos realizó un estudio acerca de la relación entre el consumo de bebidas alcohólicas y el funcionamiento del cerebro. Conocé los resultados.

El cerebro se ve afectado por todas las cosas que hacemos o consumimos a lo largo del día. Debido a eso, el consumo de alcohol tiene un fuerte impacto en la función cerebral y en las consecuencias relacionadas con el pensamiento, las emociones y el comportamiento.

Tomar las medidas necesarias para reducir o dejar su consumo tiene muchos beneficios, tanto mentales como físicos. El abuso puede llevar a la deficiencia de las funciones cognitivas, la memoria y la atención. Pero estudios recientes revelaron eliminar hasta el mínimo consumo puede mejorar las funciones cognitivas.

Cerebro y alcohol: ¿cómo fue el estudio?

Los investigadores examinaron la falta de consumo de alcohol desde los 8 hasta los 18 días con una evaluación breve del deterioro neuropsicológico relacionado con el alcohol (BEARNI), que determina el estado cognitivo.

Los déficits en la cognición, como la pérdida de la memoria y la atención, mejoraron un 63% después de solo 18 días de sobriedad, lo que demostró que es posible una mejora notable en realmente muy poco tiempo. También hubo tasas de recuperación prometedoras en las áreas de la memoria episódica y de trabajo.

Los científicos a cargo aclararon que es posible que los bebedores más moderados no experimenten los mismos cambios extremos, pero el estudio demostró que hay esperanza en la recuperación de la adicción, más pronto de lo esperado y posiblemente de forma más poderosa y efectiva de lo que se pensaba anteriormente.

Fuente: ambito