Cinco trucos para superar el síndrome postvacacional

La readaptación a la vida laboral después de las vacaciones incluye cambios de horarios, de obligaciones y de estilo de vida. Cuándo es un problema y en qué situaciones buscar ayuda.

Desánimo y malestar general, falta de concentración, cambios de humor, insomnio y ansiedad, son algunos de los síntomas que se pueden experimentar al volver a retomar la rutina después de las vacaciones.

“No se trata de una enfermedad, sino simplemente de una serie de síntomas”, aclaraAnna Coderch, psicóloga francesa.

Hay relativamente poca investigación sobre el tema, pero el consenso entre los expertos es que la descarga de adrenalina es la principal culpable.

Eileen Kennedy-Moore, psicóloga clínica con sede en Princeton, Nueva Jersey, cree que la retirada abrupta de las hormonas del estrés después de un evento importante, ya sea un casamiento, una fecha límite o las vacaciones, puede tener un profundo impacto en nuestro bienestar biológico y psicológico.

Es esencialmente la forma en que el cerebro trata de restaurar el orden mientras se ajusta entre experiencias marcadamente diferentes.

Luego de unas vacaciones, puede ser muy difícil volver a la rutina del trabajo.

“Después de un evento emocionante como las vacaciones, a menudo hay un sentimiento de decepción”, señala Naomi Torres-Mackie, psicóloga clínica del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York y jefa de investigación de The Mental Health Coalition.

“Mirar hacia adelante y visualizar las vacaciones puede ser emocionante, pero cuando el evento quedó atrás, la pérdida de esa emoción puede ser negativa”, explica.

Síndrome postvacacional: los síntomas que pueden aparecer

Los síntomas pueden variar de tipología e intensidad según la persona, su entorno y sus responsabilidades u obligaciones, pero por lo general el síndrome postvacacional se caracteriza por un cuadro de características comunes al estrés y/o la ansiedad, tales como:

  • Bajo estado de ánimo.
  • Decaimiento.
  • Apatía.
  • Ansiedad.
  • Falta de energía.
  • Sensación de hastío.
  • Percepción de no ser capaz de adaptarse de nuevo al entorno laboral.

Cinco trucos para superar el síndrome postvacacional

  1. Reanudar los hábitos saludables. Comer una dieta balanceada, mantenerse hidratado, continuar haciendo ejercicio y asegurarse de dormir lo suficiente.
  2. Graduar los horarios. Una vez terminadas las vacaciones, volver a los hábitos diarios. Para muchas personas, esto se traduce en dormir menos horas y despertarse temprano. Para adaptarse, es una buena idea comenzar a configurar la alarma antes. Se puede hacer esto unos días antes de regresar de las vacaciones para que el cuerpo no esté en shock el primer día pos vacaciones.
  3. Evitar volver al trabajo de inmediato. Permitirse unos días para prepararse física y mentalmente antes de regresar a la rutina laboral. Volver demasiado rápido, sin un tiempo de transición adecuado, puede hacer más daño que bien.
  4. Extender los días de vacaciones. Elegir tomarse un tiempo libre durante todo el año para muchas vacaciones pequeñas, en lugar de una larga, es mejor.
  5. Actitud, actitud, actitud. Mantener una actitud positiva al regresar al trabajo después de las vacaciones es clave. Esto se puede lograr centrándose en los aspectos positivos de la rutina de trabajo / hogar (es decir, reconectarse con los compañeros de trabajo más afines, aprender algo nuevo, disfrutar de la comodidad de la vida hogareña, visitar a amigos y familiares, etcétera.).

“Es importante reconocer que este fenómeno no es infrecuente”, dijo Torres-Mackie. “Cuanto más hables de esto con amigos y familiares, más descubrirás que no estás solo en la experiencia de la tristeza posterior a las vacaciones”, agregó la psicóloga.

Fuente: TN