Uñas moradas: por qué se ponen de ese color sin haber sufrido un golpe

Cuando la manicura está en el punto más álgido de su popularidad, podemos omitir un síntoma muy importante para la salud: las uñas moradas sin motivo aparente.

En la actualidad no sorprende a nadie ver una chica con las uñas moradas: el arte de la la manicura ha avanzado y desarrollado su creatividad aumentando la paleta de colores, que tiempo atrás hubieran resultado inimaginables. Pero esto puede enmascarar varios problemas de salud, ya que nuestro cuerpo nos va dando indicios que tenemos que tener en cuenta.

Y uno de ellos es, precisamente, las uñas moradas. Cuando se ponen oscuras sin motivo, sin que hayamos sufrido un golpe o nos hayamos apretado los dedos con una puerta, debemos investigar a qué responde.

Qué significa tener las uñas moradas

El color de nuestras uñas puede variar en función de nuestro estado de salud. Las manchas blancas, por eje mplo, no indican una falta de calcio como se creía, sino que pueden responder a una mala manicura. También se puede deber a una reacción alérgica a alguno de los productos utilizados al hacerse las manos.

Lo más habitual es que las uñas moradas se deban a un golpe, pero también pueden ser consecuencia de determinadas circunstancias climatológicas. Aunque también hay otras razones, que tenemos que tener en cuenta.

Los 5 motivos por las que las uñas se ponen moradas

Golpes: un traumatismo, por más que sea leve, nos puede dejar las uñas moradas, porque genera un hematoma. Esto no requiere ningún cuidado especial, porque el color se irá solo a medida que vaya sanando el golpe.

Temperaturas extremas: el frío excesivo puede ser una de las causas que cambie el color de la uñas virándolo al azulado o violeta. Nuestro organismo no llega a activar lo suficiente el sistema circulatorio como para lograr equilibrar la temperatura, y envía menos sangre a nuestras extremidades.

Síndrome de Raynaud: es una enfermedad muy frecuente en las mujeres. Obedece a un trastorno circulatorio por el que se oscurecen no sólo las uñas, sino también los dedos de las manos y los pies cuando hay baja temperatura.

Este síndrome no suele provocar daños permanentes, pero se debe tener cuidado de cubrir las zonas más delicadas cuando hace frío para atenuar las consecuencias.

Cianosis: es la definición médica de la aparición de las uñas moradas, pero también se aplica a la piel azulada en los labios o los lóbulos de las orejas. Requiere atención médica, porque se produce cuando los glóbulos rojos no transportan suficiente oxígeno.

Melanoma: es un tipo de cáncer de piel, que puede manifestarse con manchas debajo de las uñas. Ésto les da la apariencia de un color violáceo, que debe alertarnos inmediatamente.

Los problemas de salud que evidencian las uñas moradas

Las uñas moradas no son el único síntoma que nos hace sonar las alarmas

Según la descripción que hemos dado, es claro que las uñas moradas tienen un origen y un motivo. En algunos casos son inofensivos, mientras que en otros pueden evidenciar problemas de salud severos, que deben ser controlados por el médico.

Hay otros síntomas que nuestras uñas reflejan, y responden a diversos problemas de salud. Las uñas débiles o quebradizas indican una falta de keratina o vitaminas. La consulta con el dermat+ologo determinará si necesitamos un complemento de vitaminas A, B12, C, D o de ácido fólico.

Las estrías en las uñas, que suelen salir en la edad avanzada, suelen estar relacionadas con hipertiroidismo, enfermedades en la sangre o enfermedad de Darier. Las líneas de Beau, que son suaves depresiones que atraviesan las uñas, suelen presentarse después de una enfermedad, una infección o un eccema. También pueden indicar una falta nutricional, por lo que es importante hacer una consulta médica.

Fuente: la100cienradios